Efectos beneficiosos del ejercicio físico

Nuevos resultados del estudio ACCIÓN
1 marzo, 2017
Nuevas terapias basadas en incretinas y gliptinas
2 marzo, 2017
Mostrar todo

Hoy quisiera compartir con los lectores algunas reflexiones sobre los efectos beneficiosos del ejercicio físico en las personas con diabetes.

En realidad, estos efectos son conocidos desde hace mucho tiempo; por ejemplo poco después del descubrimiento de la insulina, en 1921, ya se señalaba que el ejercicio potenciaba su efecto hipoglucemiante. Casi un siglo después sabemos que la actividad física practicada en forma regular beneficia a mediano y largo plazo a las personas con diabetes ayudando a disminuir los factores de riesgo, mejorando las grasas en sangre, normalizando la tensión arterial y regularizando la respiración.

Además, al mejorar físicamente y sentirnos bien aumenta la autoestima y disminuye el estrés, dos factores muy importantes para controlar la diabetes especialmente en su etapa inicial. Sin embargo debo decir que los médicos observamos cierta resistencia a realizar actividad física en las personas con diabetes.

Es que generalmente se asocia la realización de ejercicios físicos con un gimnasio, y concurrir al gimnasio significa asignar tiempo y dinero que no siempre estamos en condiciones de destinarles. A veces es el frío, otras el calor, etc. etc… ¡Si las personas con diabetes pudieran comprender la forma en que los beneficia ponerse en movimiento! Ya que los procesos metabólicos son difíciles de explicar, pero en realidad la actividad física es buena para todos, tanto que este año la Organización Mundial de la Salud y los organismos responsables de la salud pública a todo nivel han encarado una campaña destinada a estimular el movimiento para personas de todas las edades y condición física comenzando por los niños y niñas.

Desde aquí queremos estimularlos a no buscar excusas para no hacer ejercicio; de hecho, existe una forma muy sencilla, económica y placentera: caminar, caminar, caminar. Cuando caminamos ponemos en funcionamiento muchos músculos, el barrio o la ciudad se ven diferentes, la brisa acaricia nuestro rostro y nuestros oídos se deleitan con el canto de los pájaros… En síntesis, nos sentimos bien, nos sentimos mejor y podemos controlar positivamente nuestra diabetes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *